NOSOTROS, los militantes del Partido de la Regeneración Social, somos españoles iguales al común de nuestros compatriotas, y políticamente consecuentes con nuestra pertenencia nacional al pueblo español.

Distinguimos entre población española y pueblo español: La población española es la suma de seres humanos que no tienen entre ellos más vinculación colectiva que la mera contemporaneidad en territorio español. Pueblo español es el sujeto político colectivo formado por el conjunto de los españoles defensores de su identidad nacional, residan o no en territorio español.

Somos promotores de la libertad política y la soberanía nacional del pueblo español.

Defendemos como principio democrático fundamental que el conjunto de ciudadanos que formamos el pueblo español somos el “demos” de la democracia en España, y -en consecuencia-, el único sujeto político colectivo con derecho legítimo a decidir libre y soberanamente sobre los destinos de España.

Somos ciudadanos defensores del Estado de derecho, y de la seguridad jurídica. Acatamos las leyes vigentes, mientras estén vigentes, pero con la sana intención de mejorar el entramado legislativo, y derogar las que se han demostrado injustas o dañinas, y también aquellas que son inútiles, por superfluas o confusas.

Somos partidarios de la verdad, de la libertad y de la solidaridad humana, enemigos de toda tiranía, y enemigos de los enemigos de la humanidad.


¿QUÉ QUEREMOS NOSOTROS?

NOSOTROS, Partido de la Regeneración Social, queremos que los españoles formemos una sociedad libre y solidaria.

  • Queremos que los españoles regeneremos nuestra sociedad nacional y prosperemos en una España unida, fuerte, libre, humanitaria y justa.
  • Queremos que el Estado se limite a ejercer las funciones que le dan razón de ser, y que se abstenga de extralimitarse y atribuirse funciones y tareas que no le corresponden.
  • Queremos que la Administración de Justicia sea verdaderamente independiente del poder ejecutivo y del poder legislativo.
  • Queremos que en nuestra patria el respeto al Estado de derecho sea un deber exigible a todos, sin ninguna excepción, y -en consecuencia-, que la ley impere por igual sobre todos los ciudadanos, sin excepciones.
  • Queremos que el Estado ampare efectivamente la igualdad de deberes y derechos de todos los ciudadanos españoles, con independencia de su posición social, grupo étnico, lugar de nacimiento, y lugar de residencia.
  • Queremos derogar las leyes de ideología de género, y todas las subvenciones derivadas de la misma.
  • Queremos desenmascarar el totalitario lenguaje “políticamente correcto” y las agendas LGTB que pretenden idiotizar y homosexualizar a la sociedad.
  • Queremos que el Estado favorezca a las familias españolas.
  • Queremos proteger la maternidad y promover la natalidad.
  • Queremos que el Estado garantice un sistema educativo accesible en igualdad de oportunidades, y orientado hacia la excelencia profesional.
  • Queremos que el Estado garantice un sistema sanitario nacional homogéneo en toda España.
  • Queremos defender el derecho a la propiedad privada.
  • Queremos eliminar los impuestos de sucesiones.
  • Queremos que el Estado favorezca a las pequeñas y medianas empresas españolas.
  • Queremos una fiscalidad proporcionada y justa, que no sea un impedimento para el progreso de los contribuyentes.
  • Queremos bajar la presión fiscal, y acabar con el fraude fiscal.
  • Queremos que los delitos de corrupción política sean penalizados con el máximo rigor.
  • Queremos que el Estado incremente y garantice el poder adquisitivo de las pensiones de jubilación.
  • Queremos derogar las leyes de inmersión lingüística, y garantizar que la lengua común de todos los españoles, y oficial en toda España, sea efectivamente la lengua vehicular del sistema público de enseñanza en todas las regiones de España.
  • Queremos que la verdad sobre la historia de España prevalezca sobre las mentiras divulgadas sistemáticamente por sus enemigos internos y externos.
  • Queremos que el Congreso de los Diputados derogue la Ley de la Memoria Histórica, y todas las prohibiciones y subvenciones derivadas de la misma.
  • Queremos que el Estado expulse de la vida política española a los partidos secesionistas, y a los partidos que obedecen y sirven a intereses extranjeros.
  • Queremos que las Comunidades Autónomas dejen de ser un problema irresoluble que lo complica todo y no soluciona nada. En consecuencia, nos proponemos suprimirlas y configurar una nueva Organización Territorial del Estado, acorde con las verdaderas necesidades del conjunto nacional de ciudadanos españoles.
  • Queremos potenciar la función y tareas de las Diputaciones Provinciales como organismos políticos de la Administración Territorial del Estado.
  • Queremos potenciar los Consejos Comarcales como centros coordinadores de los municipios de su área administrativa.
  • Queremos potenciar la operatividad de los Municipios como órganos básicos de la estructura territorial del Estado, y del ejercicio permanente de la democracia.
  • Queremos que el Estado les retire la nacionalidad española a los secesionistas que se obstinen en proseguir actividades ilegales contra la unidad nacional, soberanía e integridad territorial de España.
  • Queremos cerrar las mezquitas en las que se procure algún tipo de cobertura ideológica o logística a grupos terroristas islámicos.
  • Queremos que el Estado defienda eficazmente las fronteras nacionales de España, e impida por todos los medios que se puedan violar impunemente.
  • Queremos que el español que haya alcanzado democráticamente la función de Jefe del Estado lo sea realmente, y no aceptamos que desempeñe un papel meramente ornamental o simbólico.
  • Queremos que el Primer Ministro sea el Primer Servidor del Estado, y este sometido jerárquicamente al Jefe del Estado.
  • Queremos que el Ejercito Español disponga permanentemente y en estado operativo, de todos los medios técnicos y humanos, necesarios para poder desempeñar eficientemente su misión constitucional de defensa nacional.
  • Queremos que España se mantenga neutral en los conflictos bélicos internacionales en los que España no haya sido agredida directamente por alguna potencia extranjera.
  • Queremos que España desempeñe la responsabilidad arbitral que históricamente le corresponde entre los países hispanos.
  • Queremos que España defienda su soberanía nacional y no acepte someterse a la voluntad de los poderes mundialistas enemigos de la humanidad.
  • Queremos que España, junto al resto de naciones europeas, integre una Confederación de Estados Nacionales Europeos que respete las identidades nacionales y se defienda de los poderes mundialistas que la amenazan.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en la política de cookies